Música

El músico falso que se aprovecha de las pifias de Siri para timar a Apple y Spotify

Posted on Actualizado enn

Algo raro le pasa a tu iPhone. Activas Siri y le pides el título de una canción, que busca en Apple Music. Sin embargo, no es lo que estabas buscando precisamente. El problema no es que sea una versión de la canción original que querías escuchar, sino más bien un tema insípido, monocorde y que hasta molesta al oído.

Anuncios

El arte de ganar dinero versionando canciones en Spotify

Posted on Actualizado enn

Buscas una canción en Spotify de un artista comercial y te encuentras con numerosas versiones, a la misma altura (o casi) que la original. Por curiosidad, comienzas a pinchar en ellas y a escucharlas. Ah, suena bien. Puede que alguna incluso te guste más que la primigenia. Y comienzas a fijarte en sus autores. ¿Quiénes serán?

Suelen ser artistas poco o nada conocidos en las radiofórmulas, pero que se han hecho un hueco y han logrado cierta fama subiendo a la red covers, versiones de otras canciones a las que imprimen su sello personal. Internet ha facilitado que muchos cantantes se den a conocer de esta manera. Es fácil: buscas una canción en Spotify por su título, el servicio te devuelve una que no es la del autor original, pinchas en ella, escuchas y, si te aficionas, terminas escuchando más de esa persona o grupo. Multiplícalo por miles de personas que hagan lo mismo y ya tienes el resultado.

Hay géneros musicales en Spotify de los que jamás has oído hablar

Posted on Actualizado enn

Desde las letras ‘geek’ del ‘nerdcore’ hasta los instrumentos exclusivamente rasgados por dedos del ‘fingerstyle’, la plataforma sueca tiene más de 1.300 géneros musicales distintos. Algunos son los de toda la vida clasificados por países o idiomas, pero otros son muy sorprendentes.

Géneros musicales en Spotify

El mayor pirata de la historia y otros relatos de la generación que ‘liberó’ la música

Posted on Actualizado enn

Estados Unidos, 1997. El periodista Stephen Witt (New Hampshire, 1979) comienza sus estudios de matemáticas en la universidad. Por aquel entonces, aún no había oído hablar del MP3. Cuatro años después, cuando se estaba graduando, tenía seis discos duros de 20 GB repletos de canciones. En 2005 eran 1.500 GB, lo que significaban unos 15.000 álbumes, según sus datos (y no los había escuchado todos precisamente). Esa especie de síndrome de Diógenes digital le hizo plantearse que había una historia que contar: la de las personas que iniciaron la revolución de la piratería musical.

Fueron cinco años de investigación, de recopilación de documentos y entrevistas. Todo ello ha dado sus frutos en How Music Got Free: The End of an Industry, the Turn of the Century, and the Patient Zero of Piracy, un libro compuesto de varios reportajes protagonizados por las diferentes personas que, algunas sin pretenderlo y otras plenamente conscientes, han puesto rostro a los orígenes de la piratería musical.

Puedes seguir leyendo en Teknautas.