Fernando Guillén, la voz en albornoz

Fue el pasado domingo 15 de abril, a las once de la mañana. Yo estaba en la puerta de la urbanización donde vivía.

– ¿Ya? ¿Pero no habíamos quedado a las doce?

-Creo que dijimos que a las once.

Probablemente fuera a las doce.

Imagen de Fernando Guillén

Fernando Guillén me recibió en albornoz. En un albornoz de rayas blancas y azules, creo recordar, duchado y a punto de desayunar en la cocina. Me hizo esperar en el salón. Cuando terminó, vino a mi encuentro con un ejemplar de El País de aquel día… y en albornoz.

Guillén me recibió para hablar sobre La ley del deseo, para mi proyecto fin de carrera. Además de Marta Fernández-Muro, fue el único actor de la película que me atendió. Hablamos sobre cómo se conocieron Almodóvar y él, en el Madrid de la Movida (“yo por aquel entonces también estaba un poco ‘movido'”), sobre el rodaje de sus escenas y sobre el después, como cuando estaba en Los Ángeles con su hijo, que también participaba en la película, y se acercaron a un cine en el que colgaba un póster de The law of desire; el dueño no se podía creer que estuviera ante dos de los actores de la cinta que exhibía.

Junto a Fernando Fernán-Gomez o Francisco Rabal, Guillén era una de las grandes voces de nuestro cine. Y con ello, mucho más: el Iván de Mujeres al borde de un ataque de nervios, el don Juan de la versión crepuscular de Gonzalo Suárez o el Federico Acosta de Motivos personales. Hombre comprometido, nunca olvidaré que, cuando creí que no podría tener a ninguno de los actores de la película para el documental, sus representantes me abrieron las puertas del cielo. Ahí estaba la imponente y afable figura de Fernando Guillén.

Cuando admiras a alguien (esa voz, esas interpretaciones), estar con él o ella es un lujo indescriptible. Eso me pasó con Fernando Guillén. Descanse en paz.

Obituario: Adiós al actor de la voz cálida

[Actualización 0:12] Para saber más: Fernando Guillén, un galán de la tele

Imagen: La Nueva España

Anuncios

Documental radiofónico ‘Voces del deseo’

Por fin os puedo presentar Voces del deseo, el documental radiofónico en el que he estado trabajando estos meses. Para escucharlo, solo tenéis que pinchar en la imagen inferior:

Los temas musicales que se escuchan son los siguientes:  Boom boom (Macy Gray) – Concierto para dos mandolinas en la menor (Antonio Vivaldi) – Amor de hombre (Modedades) – Deseo carnal (Alaska y Dinarama) – Gordos (Pascal Gaigne) – Lo dudo (Los Panchos) – From the American sex appeal to the first Fellini (Ennio Morricone) – Summer 78 (Yann Tiersen) – Déjame recordar (Bola de nieve).

Puedes conversar sobre el documental en Twitter a través de la etiqueta #Vocesdeldeseo.

Licencia Creative Commons
Voces del deseo por José Manuel Blanco se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en www.ivoox.com.

‘Voces del deseo’: Paco Tomás

Estos días he estado bastante ocupado y no he podido actualizar el blog con el último de los participantes en Voces del deseo. Se trata del periodista de Radio Nacional de España Paco Tomás, autor de la bitácora Musaquontas y presentador del programa de la Comunidad LGTB Wisteria Lane, que emiten Radio 3 y Radio 5 Todo Noticias.

Tomás graba un editorial especial de Wisteria Lane para Voces del deseo. Con él, el documental toma la forma de una falsa edición de este programa, lo que lo aleja de algunos modelos de ese género radiofónico (como Documentos RNE) y que permite así realizar algo más creativo, más “artístico”.

Imagen: Radioanálisis

‘Voces del deseo’: Félix Sabroso

Hablábamos hace unas horas de Los Hijos, en quienes influyó La ley del deseo para gestar su cortometraje Ya viene, aguanta, riégueme, mátame. Ahora es el turno de otra de las personas en las que influyó esta película, y en general toda la obra de Almodóvar. Se trata del director de cine canario Félix Sabroso, quien junto a Dunia Ayaso a dirigido películas como Perdona bonita, pero Lucas me quería a míDescongélateLa isla interior

De La ley del deseo, Sabroso cuenta cómo les sirvió a Dunia y a él para conocer “la verdadera naturaleza de los sentimientos y el deseo” que se retrataban en la película. Además, como otros entrevistados de la película, en Voces del deseo también destaca las escenas rodadas en la Plaza del Cordón de Madrid; para él, que unos policías esperaran a que dos homosexuales tuvieran “su momento amatorio” simbolizaba una España que se abría “a entender”, a ser más tolerante.

Imagen: Mira a cámara