Política

Mira lo que hace Brasil con la transparencia y el gobierno abierto

Posted on

Un indio Pataxó trabaja frente a un ordenador

Una norma para obligarlos a todos. La Ley de Acceso a la Información de Brasil obliga a las administraciones a hacer públicos los datos que le pidan los ciudadanos. El país sudamericano se pone así a la vanguardia en transparencia gubernamental. Además, los gobiernos regionales y locales ponen a disposición de sus gentes numerosos datos para que sean ellos mismos quienes mejoren la administración de esas urbes.

Brasil es, junto con países como Noruega, Filipinas o Reino Unido, miembro del Open Government Partnership, una organización internacional que promueve la transparencia y la participación civil en los gobiernos. El propio Gobierno federal creó el programa ‘Brasil Transparente’ para ayudar a municipios y regiones en la implementación de la Ley de Acceso a la Información.

Un recorrido por la vasta geografía del país nos permite descubrir numerosos ejemplos de transparencia y de gobierno abierto. Destaca la aparente buena sintonía que tienen representantes públicos y activistas ‘hackers’ que, con sus ideas y aportaciones, mejoran la gestión del país. ¿Te apuntas a este particular viaje?

Imagen: Flickr

Anuncios

Los retos de Azevêdo

Posted on

La victoria de Roberto Carvalho de Azevêdo para comandar durante los próximos cuatro años (extensibles a otro mandato del mismo tiempo) la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha sido vista por algunos medios brasileños como una señal de la importancia de los países emergentes en el nuevo contexto mundial (especialmente del bloque de los BRICS) y también del destaque que el propio Brasil está logrando fuera de sus fronteras. Precisamente han sido los emergentes las que han aupado a Azevêdo a este puesto de máxima responsabilidad.

Roberto Azevêdo, nuevo director de la OMC

Azevêdo tiene ahora el reto de avivar el rol de la organización (el nuevo director ha llegado a calificar la situación de crítica), especialmente con la Ronda de Doha, que se encuentra paralizada y que busca liberar las trabas comerciales entre naciones. “El proteccionismo es generalizado y vamos a tener que luchar contra él”, dijo en su primera entrevista como flamante director.

Para saber más:

Imagen: Eleconomista.es

 

 

Cabezudos a por el voto

Posted on Actualizado enn

Hoy hay elecciones municipales en Brasil. Durante estos días hemos estado rodeado de banderas, carteles, papeles y una presencia de candidatos a prefeito, por lo menos en Río de Janeiro, más bien ligera. Los aspirantes a vereador sí lo han dado todo en la calle. Sirvan como ejemplo estos simpatizantes del postulante Fernando Gusmão, con cabezudo incluido (vídeo abajo).

 

Política silenciosa

Posted on Actualizado enn

Boa noite, sou Dianascente, me dice una mujer en la calle el pasado lunes y me entrega un pequeño papel, el de la imagen. En un principio, no me fijo en la cara. Parado junto al próximo semáforo, esperando a que cambie a verde para cruzar, miro la hoja: es, ya me imaginaba, propaganda electoral de los comicios municipales de mañana. En la parte inferior está el actual prefeito (alcalde) y candidato a renovar el puesto Eduardo Paes. En la parte superior estaba ella, una Dianascente como la que se me había presentado apenas segundos.

Atónito, y todavía detenido frente al paso de peatones, me giro buscando a la mujer. La veo. Subo y bajo la cabeza varias veces, del papel a ella. Sí, es Dianascente, que se presenta a vereadora, o sea, a formar parte del órgano legislativo de Río de Janeiro. Viste de forma sencilla: una camiseta con el logo del Partido Democrático Laborista, una rosa que no veía tan de cerca desde hacía años, y unos pantalones discretos, como vaqueros (estaba oscuro). Está sola, con un puñado de hojas como la que me ha dado, caminando unos pocos pasos de izquierda a derecha, de derecha a izquierda y vuelta a empezar, sin apenas moverse del perímetro de una pequeña figura invisible. Nuestras miradas se cruzan. Le sonrío ligeramente. Me devuelve la sonrisa, más grande aún.

Esto es política silenciosa, muy silenciosa. No me imagino a Dianascente persiguiendo a un viandante con prisa para contarle las bondades de su candidatura, pero sí atendiéndolo amablemente si se detiene. No sé cómo realizarán luego los vereadores cariocas su labor, pero esta presencia callejera de la política no la recuerdo en las campañas municipales españolas y es digna de admirar. ¿Tenemos en Madrid, Córdoba, Tenerife, Salamanca o Talavera de la Reina a candidatos a concejal dándolo todo en las esquinas?. Esto sí que es sudar la camiseta.