En Yorokobu

Fabricar una moneda de un céntimo, ¿cuesta más de un céntimo?

Posted on Actualizado enn

Aunque abarroten tu cartera y puedan resultar molestas, mira con mejores ojos esas pequeñas monedas que abarrotan tu cartera: ha costado mucho fabricarlas. Serán calderilla, servirán para poco, pero valen más de lo que crees. La producción de las monedas más pequeñas puede costar más que su valor en curso. No sucede solo en Europa, donde hay abierto un debate sobre la conveniencia de seguir acuñando monedas tan mínimas, sino que históricamente muchos países han decidido dejar de fabricar sus monedas de menor valor por cuestiones económicas.

Puedes seguir leyendo en Yorokobu

Aprende a crear videojuegos como si fuera un videojuego

Posted on Actualizado enn

Hola. Bienvenido a Videogames Creator, el juego que te convertirá en el creador de videojuegos más exitoso del mundo. Sí, ya sabemos que el título es horrible, pero no te preocupes: podrás cambiarlo en cualquier momento si se te antoja. Combina estrategia y simulación para ganar mucho dinero, hacerte famoso y conseguir el cariño de los gamers de los cinco continentes. ¿Empezamos?

Tendrás que superar determinadas pruebas a lo largo de esta aventura para convertirte en el próximo Miyamoto. Pero antes de nada tendrás que crear un doble, un sosias, un trasunto de ti mismo que te represente en este mundo virtual. Dale vueltas…

Puedes seguir leyendo en Yorokobu.

España podría ser una superpotencia en ajedrez

Posted on Actualizado enn

 

AjedrezEl próximo Fernando Alonso o Rafa Nadal puede estar ahora mismo frente a un tablero de 64 casillas blancas y negras. La reciente aprobación por parte del Congreso de los Diputados de una norma que incluirá el ajedrez en los currículos escolares apoya ese pensamiento, pero además la propia historia muestra que España es un país con pasión por esta disciplina.

Imagen: Remco Wighman

De cuando se hacían Power Points con buen gusto

Posted on Actualizado enn

Hubo un tiempo, antes de Power Point, en el que también había diapositivas. No tenían tantos colores ni efectos de transición, y probablemente solo se diseñaban por necesidad. La agencia de comunicación Duarte recogió algunas de estas diapositivas en Slideshare, el servicio para compartir presentaciones y documentos, bajo el nombre de Vintage Slides.

El equipo las encontró realizando una investigación en la biblioteca de la universidad de Stanford (California). Pertenecen a General Electric y son toda una maravilla con un estilo años 50, de cuando las diapositivas se tocaban, eran pequeñas y necesitaban un proyector más rudimentario y ruidoso. Son verdaderas obras de arte comunicativas, dibujadas para explicar o convencer cuando no había letras relampagueantes ni cortinillas de todo tipo.