No está muerta: la máquina de escribir vive una segunda juventud en pleno siglo XXI

Richard Polt siempre creyó que las máquinas de escribir tenían “algo mágico”. Igual que algunos se sienten atraídos por los instrumentos musicales, cuenta, él se fijaba en ellas. Polt recuerda cuándo se volvió más fuerte su pasión: en 1994, cuando descubrió las antepasadas del siglo XIX, “que fueron fabricadas en una amplia variedad de diseños extraños y creativos”.

Durante toda su vida, Polt ha recopilado más de 300 máquinas. En 2010, el mismo año que se lanzó el iPad, abrió un blog sobre máquinas de escribir. Gracias a él pudo encontrar a otros amantes del tecleo tradicional por todo el mundo. Porque no, las máquinas de escribir no han muerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s