De noche, comida callejera

Posted on

Pipoca
Puesto de palomitas (Photo credit: Claudio Arriens)

Ciudad de puestos de comida. El cachorro quente (perrito caliente), la pipoca (palomitas), el churro recheio (churro relleno) y la tapioca (torta de mandioca) se llevan la palma en las noches cariocas. Con estos productos, son muchos los ambulantes que aguardan al carioca cuando sale de trabajar. Venden “refrigerios” para matar el gusanillo y conforman un elemento más, casi imperceptible si uno no se detiene a pensar en ello, del engranaje de Río de Janeiro. Los precios pueden ir desde el real y medio (unos 50 céntimos de euro) de un churro sin relleno hasta los ocho o nueve (2,7-3 euros) de un generoso cuenco de sopa. La Ciudad Maravillosa no es solo playa, caipiriñas, favelas o Cristo Redentor, sino también estos tenderetes. Y mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s