‘Casas Viejas: El grito del sur’, de Basilio Martín Patino

Posted on Actualizado enn

¡CUIDADO! Este artículo puede contener spoilers

Uno de los maestros españoles del documental cinematográfico, Basilio Martín Patino, dio muestra de su virtuosismo en Casas Viejas: El grito del sur, uno de los episodios de la serie para Canal Sur Andalucía, un siglo de fascinación. El autor de la excelente Canciones para después de una guerra revisa los sucesos de Casas Viejas en una pieza que juega con los límites entre ficción y realidad.

‘Andalucía, un siglo de fascinación’. El proyecto

El grito del sur es uno de los capítulos de Andalucía, un siglo de fascinación, la serie documental que la televisión autonómica andaluza, Canal Sur, encargó a Martín Patino en los años 90. Con ella se pretendía hacer un recorrido por varios elementos representativos de la región, como el flamenco o sus poetas, así como por algunos de sus episodios históricos recientes.

El director de Queridísimos verdugos terminó imprimiendo su personalísima marca en el proyecto y convirtió los documentales en una mezcla entre ficción e historia. Como dice Juan de Pablos Pons en Encadenados, “los siete documentales previstos se convertirán en obras de ficción que plantean una profunda reflexión sobre los mecanismos de representación y sus consecuencias sobre el mensaje final y la propuesta que le llega al espectador“.

‘El grito del sur’. Los soviéticos y el camarógrafo que nunca estuvieron

Es ahí donde surge Casas Viejas: El grito del sur, que relata los sucesos que acontecieron en la población gaditana de Casas Viejas del 10 al 12 de 1933. Para ello, Martín Patino se sirvió de testimonios de personas que estuvieron allí o conocieron a testigos de los hechos. Además, se apoyó en películas encontradas y que fueron grabadas por los soviéticos de la Lenin Films sobre el suceso. Incluso, entrevistó a un periodista británico que filmó las sesiones de la comisión de investigación del Congreso de los Diputados, un documento que también se muestra.

Pero poco es “cierto”. Aunque utiliza a historiadores e investigadores para dar verosimilitud al relato, los soviéticos nunca estuvieron en Casas Viejas ni realizaron ninguna película sobre el tema, al igual que ningún cameraman filmó a los diputados que viajaron a Cádiz. En definitiva, Martín Patino se sirve de la técnica del falso documental para reconstruir aquellos días, caminando entre la aportación de eruditos y vecinos y la reconstrucción de los hechos a través de películas falsas rodadas para esta producción. Todo ello sirve para hablar de los problemas del campesinado andaluz de aquellos años, de los latifundios, de los terratenientes que se juntaban en el casino del pueblo o de la justicia social.

Como curiosidad, hay que mencionar la aparición el director de cine e investigador Ricardo Muñoz Suay como director de la falsa (cómo no) Filmoteca Dadaísta.

Para más información:

Imágenes: La estantería de arriba y Canarias-semanal.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s