Píldoras brasileñas (VI)

Comentaba la primera semana el asuntos de los tatuajes. Un mes después, han ido más allá del brazalete o la cadena de la que hablaba. Los dibujos son tan variados que dan para un rico álbum fotográfico. Entre los que más me han llamado la atención de estos días, un código de barras en una nuca y la firma de Picasso en un pie.

***

Creo que los taxistas cariocas son lo más cerca que voy a estar nunca de un A todo gas real. Conducen a toda velocidad pero con una pericia digna de destacar. Se meten por cualquier hueco del denso tráfico de esta ciudad y, cuando crees que estáis a punto de tener un accidente, salen victoriosos. Un día creía que arrollábamos a un ciclista. Pero no.

Imagen: La laguna Rodrigo de Freitas desde el Cristo Redentor. Al fondo, Copacabana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s